Senderos de la memoria: Ruta de Moya

Monolito Santa Cruz de Moya. Fuente: https://www.lagavillaverde.org/

La asociación La Gavilla Verde desarrolla un proyecto para la recuperación de los caminos y senderos tradicionales, que ha denominado “Senderos de la Memoria”. El objetivo de este proyecto consiste en la recuperación de los caminos tradicionales, muchos de ellos vinculados a la lucha guerrillera y su represión por parte de las fuerzas franquistas. La Gavilla Verde también pretende poner en valor aquellos espacios naturales en los que transcurrió la vida de nuestros antepasados en la serranía conquense. Es un proyecto abierto a todas aquellas personas que tratan de defender el patrimonio natural y rural.

La Gavilla Verde propone varios tipos de rutas, entre ellos los senderos de Santa Cruz de Moya. Tiene especial interés la ruta que une Santa Cruz de Moya con el rento de Asturias hasta llegar a Moya. La importancia de esta ruta radica en su paso por diferentes ecosistemas naturales, corrales ganaderos y rentos abandonados en los que se refugiaron algunas partidas de guerrilleros vinculados a la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón. En esta ruta también se visita el monumento al guerrillero, situado en la localidad de Santa Cruz de Moya, de enorme importancia debido a su afán reivindicativo de todas aquellas personas que formaron parte de la resistencia antifranquista.

La Gavilla Verde propone otra serie de rutas en la zona de Els Ports (Morella, Alcañiz y Tortosa), donde también desarrolló la actividad guerrillera el AGLA.

Autora: LPG

La fallida apuesta por la Agrupación Guerrillera de Guadalajara

Prensa alentando a la incorporación a la guerrilla. Fuente: DÍAZ DÍAZ, Benito, La guerrilla antifranquista en Castilla-La Mancha, 1939-1952, Cuenca, Editorial Cuarto Centenario, Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha, 2022.

El PCE se mostró interesado porque algunos grupos de guerrilleros se asentasen en el sureste de Guadalajara para constituir una agrupación guerrillera, de enorme valor estratégico por su proximidad a Madrid. Uno de estos grupos se denominó “I de Guerrilleros de Guadalajara” y estuvo liderado por Pedro Galiano Jiménez. El objetivo era que se asentasen en el territorio comprendido entre Alcolea del Pinar al norte, Molina de Aragón y los Montes Universales al este, Priego y Sacedón al sur y Guadalajara capital al oeste. Sin embargo, el grupo quedó desarticulado en septiembre de 1945 en Barcelona por la Guardia Civil.

Un grupo formado por cuatro guerrilleros sí consiguió llegar al norte de Guadalajara en octubre de 1945, pero dos de ellos fueron abatidos en un enfrentamiento en Morenilla. Otros maquis también llegaron a la provincia, pero al encontrarse solos y sin capacidad para establecer vínculos decidieron esconderse en casas de familiares.

Por estas razones, la Agrupación Guerrillera de Levante, en sus inicios, englobó a Guadalajara en el mismo radio de acción que Cuenca. A lo largo de 1947, los guerrilleros del 5º Sector realizaron algunas incursiones en las sierras de Guadalajara, aunque con bastantes problemas. Allí contaron con el respaldo de Amador Méndez de la Cruz “Méndez”, que logró tejer una pequeña red de enlaces en las proximidades de Armallones. Algunos de estos enlaces fueron Constantino Herraiz Rey “El Pena”, Saturnino Martínez López “El Herrero” y Dionisio Guillén Luengo “Ramón”.

Autora: LPG

La formación de la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón

Miembros de la guerrilla antifranquista. Fuente: http://garofanohistoriaesp2bch.blogspot.com/2020/05/luchadores-sin-moviles-parte-2.html

A pesar de la estrategia impulsada por el general Manuel Pizarro, la guerrilla se reforzó y amplió en noviembre de 1947 con la creación del 23º Sector, desgajado del 17º, que pasaría a intervenir por tierras de Teruel, Zaragoza, Tarragona y Castellón. A partir de entonces la agrupación pasó a llamarse Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (AGLA), dirigida por Ángel Fuertes “Antonio”.

Para impulsar la guerrilla en estos territorios, el PCE envió a inicios de 1948 a Pelegrín Pérez Galarza “Ricardo”, que se pondría al frente del AGLA. Sin embargo, cayó en un tiroteo con la Guardia Civil el 8 de agosto de 1948 en La Ginebrosa (Teruel).

Sin embargo, y a pesar de la profunda crisis en la que se encontraba sumida la guerrilla, el 5º Sector, dirigido por “Capitán”, contaba con unos cincuenta guerrilleros a comienzos de 1948. Pero los campamentos ya no eran estables, los guerrilleros estaban en continuo movimiento y constantemente expuestos a la persecución de la Guardia Civil. Este hecho se corrobora con acciones como los asaltos a campamentos por parte de las fuerzas represivas. Por ejemplo, el 6 de enero de 1948 asaltaron un campamento del 11º Sector en Algarra, donde un guerrillero murió y Feliciano López Rodríguez “Isidro” fue detenido y torturado. A consecuencia de sus confesiones, se descubrió otro campamento en el Cerro de la Campana (Tuéjar, Valencia), donde murió otro guerrillero.

Autora: LPG

El papel del general Manuel Pizarro Cenjor en la lucha contra el AGL

Propaganda alertando contra los falsos guerrilleros. Fuente: AHPCE (DÍAZ DÍAZ, Benito, La guerrilla antifranquista en Castilla-La Mancha, 1939-1952, Cuenca, Ediciones de la Universidad de Castilla-La Mancha, 2022).

El 28 de julio de 1947 fue nombrado el general de la Guardia Civil Manuel Pizarro Cenjor al frente de la 5ª Región Militar. Luchó contra la insurgencia en toda España, ya que su zona de influencia abarcaba las zonas más conflictivas: Teruel, Valencia, Cuenca, Castellón y Albacete.

El general Pizarro introdujo novedades, como la creación de sectores interprovinciales, amplió el número de cuarteles y destacamentos y potenció las contraguerrillas. Además, incrementó la presión sobre la población rural al decretar el toque de queda nocturno y al prohibir transitar por los caminos después de las ocho de la tarde. Tampoco se podía pernoctar en las zonas conflictivas y se obligaba a los propietarios de las casas de labor a dejar las llaves en el cuartel más cercano. La Guardia Civil controló el ganado de cada propietario para evitar que entregasen alimento a los guerrilleros. La aplicación de estas medidas para aniquilar la guerrilla tuvo serias consecuencias. Por este motivo se produjo el abandono y despoblación de algunos territorios.

La dureza de la represión tuvo rápidos resultados en la provincia de Cuenca. Prueba de ello es que el 8 de agosto de 1947 se “suicidaron” Felipe Gallego Martínez y Justo Aparicio Donate en el depósito municipal de Motilla del Palancar, mientras que días más tarde fallecía Anastasio Gómez Ovejero en el depósito de Carboneras de Guadazaón a consecuencia de las torturas que se le aplicaron.

A finales de 1947 se produjeron tres muertes más: Paulino Sáez Montero en La Cejuela y Emilio Cócera Valverde en Cañete, ambos a consecuencia de las torturas y la de Felipe Toledano al aplicarle la ley de fugas. También se incrementó la detención de enlaces, con 230 detenciones.

Autora: LPG

Represión y eliminación de la guerrilla en Cuenca

Placa del monolito de Santa Cruz de Moya (Cuenca). Disponible en: https://www.lagavillaverde.org/Paginas/maquis.html

El año de 1947 supuso el descabezamiento de gran parte de los sectores guerrilleros que componían la Agrupación Guerrillera de Levante. A comienzos de enero, fueron detenidos en Valencia Vicente Galarza “Andrés”, jefe de la Agrupación, y Atilano Quintero “Tomás”, jefe del 5º Sector. Ambos fueron fusilados el 1 de agosto de 1947.

En ese mismo año se sucedieron constantes batidas y detenciones de enlaces de la guerrilla. En La Pesquera, la Guardia Civil detuvo a varios enlaces entre los que se encontraba Rufina Monteagudo Ponce, esposa del “Manco de La Pesquera”. Debido a las declaraciones de estos enlaces se produjo el asalto al campamento de Fuente Olmedilla, cercano a La Pesquera. Al día siguiente, en Las Hoces del Cabriel, cayó en un apostadero “Rodolfo”, junto a otros guerrilleros, de modo que el 5º Sector quedó descabezado.

Como consecuencia de la caída de “Rodolfo”, los componentes de su sector se integraron en el 11º Sector a las órdenes de “Grande”, hasta junio de 1947. En estos meses se dedicaron a realizar operaciones económicas, repartieron propaganda y tuvieron algunos enfrentamientos con la Guardia Civil. Sin embargo, el acontecimiento más destacado fue el asesinato de los hermanos Francisco y Lucio Varea, que se habían puesto al servicio de la Guardia Civil, así como los asesinatos de Mariano Marín Marín, Julián Marín Marcos, Jesús Pérez Marín, el alcalde de Villar del Cobo (Teruel), su padre y el guarda Pedro Muñoz Puerta.

Continuaron al mismo tiempo las redadas, como la realizada en la zona de Santa Cruz de Moya, donde fueron detenidos unos cincuenta enlaces. A muchos de ellos se les aplicó la ley de fugas, mientras que otros fueron torturados. Otros tantos decidieron incorporarse a la guerrilla por temor a las represalias.

Autora: LPG

Estructura y funcionamiento de la Agrupación Guerrillera de Levante (AGL)

Área de actuación del AGLA. Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Sectoresagla.gif#/media/File:Sectoresagla.gif

La Agrupación Guerrillera de Levante contaba con tres sectores, el 5º, el 11º y el 17º, con áreas de actuación algo difusas. Cada sector se dividía en brigadas, batallones y compañías, con una estructura militarizada. La unidad operativa era la sección, compuesta por cuatro guerrilleros y un responsable. Al mismo tiempo, dos secciones formaban una compañía; dos compañías formaban un batallón y cuatro batallones una brigada. Sin embargo, en la práctica fue diferente.

La Agrupación contó con algunos medios de comunicación para difundir su oposición a la dictadura. Editaron El Guerrillero entre 1946 y 1949, cuyo primer número se publicó en noviembre de 1946. En septiembre de 1949 fue sustituido por Mundo Obrero. Las publicaciones se imprimían en el monte, donde contaban con máquinas de escribir y varias multicopistas. El 11º Sector escribió un periódico a mano llamado El Patriota.

La Agrupación Guerrillera de Levante fue la única que contó con un campamento-escuela dirigido por Francisco Corredor Serrano “Pepito el Gafas”, en el que los guerrilleros aprendían sobre topografía, uso de explosivos, prácticas de tiro, manejo de armas, tácticas guerrilleras y clases políticas. A pesar de su corta duración, también creación un Servicio de Información Republicano (SIR).

Los guerrilleros de la agrupación contaron con abundante armamento en contraste con otras agrupaciones. Entre el armamento destacan los fusiles ametralladores. Además, solían vestir de manera similar con camisas que les fabricaba un enlace llamado “Sastre”, pantalones de pana y albarcas. Todos los guerrilleros tenían macutos y llevaban consigo un botiquín que contenía aguarrás, algodón y vendas.

Autora: LPG

La organización de la Comandancia de la Guardia Civil en Cuenca en la lucha contra el maquis

Guardia Civil en su lucha contra la guerrilla antifranquista. Fuente: AGUADO SÁNCHEZ, Francisco, El maquis en España: su historia, Madrid, Librería Editorial San Martín, 1975.

La lucha contra el maquis en Cuenca la protagonizó la 201ª Comandancia de la Guardia Civil, con cuatro compañías situadas en Cuenca, Tarancón, Motilla del Palancar y San Clemente, que contaban al mismo tiempo con puestos y destacamentos. En 1946 constituyeron grupos móviles que actuaban como contrapartidas en la eliminación de la guerrilla.

La Comandancia de Cuenca estuvo formada por 14 jefes y oficiales, 31 suboficiales y 596 agentes, que contaban con el refuerzo ocasional de falangistas, somatenes y guardas rurales. Entre 1947 y 1950 estuvo al frente el teniente coronel Juan Sáez Chorot, que fue sustituido temporalmente por Antonio Cejudo Belmonte y, desde 1950 hasta 1953 por Victoriano Suances Suances.

La Guardia Civil tuvo carta blanca para la represión y eliminación de la guerrilla, por eso no dudó en aplicar la ley de fugas y las torturas a los detenidos y sospechosos de colaboración con la guerrilla. Sin embargo, algunos guardias civiles no estuvieron de acuerdo con estos métodos, por lo que fueron expulsados del cuerpo entre 1947 y 1951. Otros tantos optaron por el suicido, al temer más a sus jefes que a los propios guerrilleros.

También fue habitual que las fuerzas del orden público realizasen batidas y redadas en los pueblos de la serranía conquense. Por ejemplo, destaca la redada que realizaron a finales de abril de 1946, en la que detuvieron a un centenar de enlaces, a los que hay que sumar más detenidos en los meses de mayo, junio y julio. Cinco vecinos de Boniches, Cañete y Pajaroncillo huyeron a la sierra y se incorporaron a la guerrilla por temor a las represalias.

Autora: LPG

La Agrupación Guerrillera de Guadalajara

Monolito Santa Cruz de Moya. Fuente: https://www.lagavillaverde.org/

La Agrupación Guerrillera de Levante, en sus inicios, englobó a Guadalajara en el mismo radio de acción que Cuenca. Así, a lo largo de 1947, los guerrilleros del 5º Sector realizaron algunas incursiones en las sierras de Guadalajara, aunque con bastantes problemas.

En diciembre de 1947 entraron en contacto con Carlos Blanco Manso “Pepito de Guadalajara” y con Roberto Barquero González “Silvio”. “Pepito” fue nombrado responsable de un grupo del 5º Sector que pretendía extenderse por el sur de Guadalajara.

Este grupo liderado por “Pepito” mantuvo conexiones con la guerrilla liderada por Pedro Merchán “Paisano”, que recorrió el sur de Guadalajara entre la segunda mitad de 1947 y comienzos de 1948. Gracias a la colaboración con “Méndez” y “El Pena”, el 5º Sector dispuso de campamentos en El Hundido (Armallones), Tetas de Viana (Trillo), Torrecuadradilla (Cifuentes) y Corduente (Molina de Aragón).

A pesar de todo, hubo poca actividad en la zona. Destaca, por ejemplo, una acción llevada a cabo en febrero de 1947 en las proximidades de Armallones, donde secuestraron a dos personas que tuvieron que entregar 10.000 pesetas por su puesta en libertad. Se realizó en Villanueva de las Tres Fuentes, donde consiguieron 8.000 pesetas y también asaltaron el 1 de noviembre a varias personas que regresaban de las ferias de Cifuentes, logrando un botín de 2.000 pesetas.

La falta de apoyo llevó pronto a las deserciones. Algunos, como “Pepito de Guadalajara”, lograron llegar a Francia, otros fueron capturados, como “Méndez”. Otros se desplazaron a Cuenca para seguir con la lucha.

Autora: LPG

La desarticulación de la guerrilla en Guadalajara

Placa del monolito de Santa Cruz de Moya (Cuenca). Disponible en: https://www.lagavillaverde.org/Paginas/maquis.html

La falta de apoyos condujo a las deserciones de los guerrilleros. El 4 de mayo de 1948, desertó Manuel López Rodríguez “Eduardo” cuando estaban en un campamento cercano a Salinas de Valtablado. La imprudencia del resto de guerrilleros supuso que dos días más tarde el campamento fuese asaltado por la Guardia Civil. En el tiroteo murieron Castor Plaza Soria “Werta”, Dionisio Guillén Luengo “Ramón” y “Medina”, que fue sustituido por “Capitán” como líder del 5º Sector.

A partir de este momento se intensificó la crisis en la guerrilla, sobre todo debido a las redadas de la Guardia Civil, que apresó a los sospechosos de ser enlaces. Las redadas se sucedieron en localidades como Armallones, Ocentejo, Alcantud, Villanueva de Alcorón, Peralveche y El Recuenco. Muchos detenidos, como por ejemplo Alejandro Benito Alcolea “Tío Pichinguerre”, fallecieron a causa de las torturas o por la aplicación de la ley de fugas.

La enorme represión supuso que las sierras del sur de Guadalajara fuesen abandonadas por los distintos sectores guerrilleros que, desde la provincia de Cuenca, habían intentado aumentar su presencia en las sierras alcarreñas. El último en intentarlo fue el grupo de “Paisano”, que en 1949 realizó varias incursiones en la zona de Armallones, Ocentejo y Alcantud, tratando de encontrar enlaces y nuevos campamentos. No tuvo suerte, pues el 2 de noviembre de 1949 moriría en Cañizares Anastasio Serrano “Capitán”, que lideraba el 5º Sector desde la muerte de “Medina”.

Autora: LPG

Acciones guerrilleras durante la reestructuración del AGLA en 1949

Área de actuación del AGLA. Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Sectoresagla.gif#/media/File:Sectoresagla.gif

Tras una reunión de “Pedro” con el comité del PCE en París, se decidió restructurar el AGLA, que pasaría a llamarse Comité Regional de la Resistencia de Levante y Aragón y conllevaba un importante cambio: la desaparición de los sectores guerrilleros. En este año de 1949, la Agrupación contaba con 77 hombres. El cambio supuso novedades como, por ejemplo, que los guerrilleros se convirtieran en instructores políticos del campesinado y de los obreros, tarea para la que no estaban cualificados. También se dejó de imprimir El Guerrillero y se sustituyó por Mundo Obrero. El nuevo Comité Regional pasó a estar dirigido por gente llegada de Francia, a excepción de Florián García “Grande”, que fue secretario de agitación y propaganda. Además, el PCE apoyó con dinero a la Agrupación para evitar los golpes económicos.

Mientras se producían estos cambios, el 5º Sector dirigido por Anastasio Serrano “Capitán”, estaba compuesto por unos treinta guerrilleros divididos en varios grupos, uno de ellos dirigido por Máximo Plaza “Roberto” al norte de la provincia. Otro dirigido por Basiliso Serrano “Manco de La Pesquera” que actuaba en torno a esta localidad. La franja este de la provincia quedó para Pedro Merchán “Paisano”, que estableció su campamento en San Martín de Boniches, mientras que Marcelino García “Segundo” se asentó en las proximidades de Cuenca.

En este mismo año destacan algunas acciones, como la protagonizada por el grupo de “Paisano”, que se presentó en un molino de Poyatos, con varios guerrilleros vestidos de guardias civiles, y asesinaron a Leovigildo Enebra, secretario municipal. Del molino se llevaron 30.000 pesetas, ropa y cien kilos de harina.

Autora: LPG